22 de octubre de 2015

Me estoy haciendo vago a la hora de ponerme a escribir el informe bisemianal. Es una mezcla de cansancio, de estar muy ocupado de lunes a miércoles y de que soy un puto vago y nunca me pongo. Eso se nota en el informe porque no me acuerdo de todas las tonterías que he hecho en 15 días, se me va la pelota y os cuento lo que me sale. Es un riesgo que he decidido asumir, porque al fin y al cabo esto es un cachondeo. Pero hoy voy a meter caña.

Entoncesss...hace 2 semanas estaba contento porque nos salió muy bien el concierto que montamos en el coko, y encima el viernes 9 tocábamos con RVIVR en el Rock Palace. La última vez que tocaron, Blanca le estaba montando un conci a STREET EATERS el mismo día y al final le pidieron juntarlo con ellos. Pero después de muchas trabas, el promotor de aquel concierto de ¿punk? les dio 70 pavos a STREET EATERS y encima les obligó a tocar primeros antes que los locales BLACKJAW. Seguramente encima se quedase con buena parte de la pasta que sacaron ese día. Y Blanca aprendió la lección para siempre. Digo todo esto aquí porque nadie habla, al menos publicamente, de la pasta que generan grupos de este tipo, cómo lo reparten los bookings, que no son más que managers de una zona. Me han contado cosas bastante atroces de B trade, de farting y de HFMN Crew, aunque supongo que parte de la culpa la tienen los grupos que deciden delegar la gestión de sus conciertos en estos personajes. Esta vez, RVIVR pasaron del farting y vinieron con el de Yo-Yo Records, que también obligó a poner un precio bastante alto en la entrada, y ellos se quedaban con el 70% de la pasta. Yo hubiese preferido que el concierto valiese 5 pavos en vez de 8, y que le diesen toda la pasta al grupo en gira, pero bueno. Dejando atrás el rollo de la pasta el concierto salió muy bien, Wild Animals y RVIVR lo petaron, y nosotros nos lo pasamos muy bien. Nos bebimos unas latas y nos comimos unas ensaladillas rusas diabéticas con kebabs del B13 mientras hablábamos con Adolfo, ese técnico baterista que nos contó muchas anécdotas con Mapex en la gira de Juanita y los Feos por México, y nosotros a él también, a ver que se cree. Colamos a Mari, Karina y Dieguito para que al menos hubiese 3 personas de renta baja dentro del concierto y en general lo pasabos debuti (se dice debuti, los que dicen dabuti son unos pringaos). Hay un par de reseñas del conci por ahí que seguro que cuentan mejor que yo lo que pasó. Yo sólo diré que los de Olympia no se comieron la ensaladilla rusa sin zanahorias que habían pedido (deben ser alérgicos) y que tuvimos que esforzarnos los demás en comer y beber más, porque trincan menos que una striki embarazada (y bien que hacen eh).

Al día siguiente, y para no perder el fuelle, nos fuimos a Zaragoza, a tocar en el Asalto, que aunque parece el nombre de una jornada militar-patriótica, en realidad es todo lo contrario. En realidad se llama Asalto Contracultural, y lo llevan haciendo muchos años en Zaragoza como forma anti Pilares. Lo montaba la gente del Kike Mur y nos invitaron los amigos de Venganza. Os voy a contar lo que sucedió. A ver, nos llevó la Mery de Perras, que tiene una furgo super molona con asientos reclinables (SÓLO ATRÁS) que son una gozada (SI VAS ATRÁS). Se la compró a un cura que la usaba para llevar a niños al río para que no le viesen mientras les daba la extremaución. Eso nos dijo ella. Llegamos a eso de las 8 a un polígono industrial dónde los jóvenes lugareños habían ocupado una nave muy tocha para que el evento tuviese lugar. Mikel, Rancio y Mery se fueron a comprar Licor café y se cruzaron con unos policías polis. Estos, al ver las pintas del Rancio les pararon y les metieron el dedo a ver si llevaban algo, pero creo que sólo llevaba tate el Rancio y él se lo suele meter muy adentro (de la lengueta de las zapas). Así que trajeron el licor café sano y salvo para una noche que se esperaba larga. Y es que tocaban 6 grupos. Pero yo confiaba, porque el Juan, que se ha hecho primitivista y ya no tiene facebook, me había dicho que a eso de las 3 acabaría el concierto. Y bueno aunque era bastante previsible que nos engancharíamos un buen moco para la hora que tocábamos, pues tampoco era pa tanto. Mil veces hemos tocado a esas horas cuando éramos más jovenes, allá por el 1900. Lo que pasa es que poco después de acabar la charla, la cosa se extendió un poquillo. La orquesta que tocaba primero tenía más instrumentos que el Real Musical, y tardaron en probar...nose, lo normal...2 horas?? Y antes que ellos el segundo grupo probó también compitiendo por romper su récord.

Pero bueno, no pasa nada porque luego empezaron los conciertos, primero unos que parecía que se habían escapado de una peli de Kusturica donde bailaba Cris, la novia de Juanito (seguro que ellos dicen compa, pero no me gusta esa palabra de activistas). Y nada probaron sus instrumentos del ghetto de varsovia y a eso de las 12,30 estaban ya casi casi empezando a tocar. La novia de Juan es muy maja y lo hizo guay, aunque después de bailar la danza del vientre fijo que se pilló una enfermedad de esas de los pies, porque la nave tenía bastante mierda. Juan nos había dicho que se enamoró de ella viéndola mover el vientre. De hecho se puso en primera fila a ver a su chati. jejej. Le hice una foto que ilustra mejor que mis palabras los sentimientos que esa noche de otoño brotaban en aquella nave abandonada de Zaragoza, oh, l'amour, jejeje.

Todo controlado CO!
Bueno, a todo esto, nada más llegar nos encontramos con Fany, Nacho, Lur y Emma, que está como una cabra. Los majos me habían traido unas zapas de skate veganos que les pillé. No se quedaban a la fiesta porque son como los monjes tibetanos, y beben menos que los RVIVR, son deportistas, y toda esa vaina. Hicieron bien porque eso acabó a eso de las 7 de la mañana. El caso es que nos echamos unas risas viendo a la Emma con su voz de macarra dando besos a su hermana encima de la Furgo, con el subidón que da a los niños pequeños el no acostarse cuando se pone el sol. Como los Gremlims vaya.

La que te ha caído Lur...
Luego nos encontramos a más amigos majos, a los Venganza, claro, gente de Madrid de esos que no se pierden ni una fiesta aunque esté al otro lado del globo; Jose Warsong y Andrea la profe; e Ian el marinero del Sea Shepard que venía con una pata de palo y un loro en el hombro. Jose venía de currar en el concierto de Macaco, así que entre tanto jipi se sentiría como en casa; y Andrea hizo verdaderos esfuerzos por no quedarse dormida (o lo mismo se fue a dormir a la furgo hasta que empezamos a eso de las 5 a.m.). Nos echamos unas risas entre todos viendo el panorama. A ver, estaba bien, pero somos unos antisociales. Creo que éramos los únicos sentados en sillas en toda la nave, en un rincón y mirando hacia la pared. A eso de las 2, después de otra prueba de sonido tocaron las guindillas. Éstos les dijeron que era tarde y que cortaran un poco su repertorio, así que sólo las aguantamos una hora y media!! flipa!! encima se tiraban el rollo de que estaban quitando temas para que nos diese tiempo a tocar a todos. Después tocó un grupo de rap. Pero como no me gusta el Rap puse el protector de pantalla y me dediqué a beber licor café y hablar con el grupo de viejunos. Jose Warsong nos contó sus aventuras por Japón, el país de los japos. Dice que son muy peterpanescos, como yo. Es decir que parece que tienen 25 y tienen 40. Bueno, más que yo. Ian nos contó sus aventuras por los mares del norte, sus problemas con los militronchos daneses y se tiró el rollo con su acento perfecto inglés. Luego hablamos de la Maximum R'nRoll, del punk y de la vida en general. Mikel, Rancio, Carlitos y Mery se pimplaron una botellita de ron y estaban to bailongos.

El Tuerking como herramienta subversiva.
Más tarde aún tocaba un grupo muy guapo, Eskuela d'extremistas. Me acuerdo que sólo de escuchar por fin una batería y una guitarra eléctrica me dio subidón. Eran rollo Rage against the machine, 2 cantantes rapeando encima de una banda de rock. Estuve viéndoles, pero no les hice una foto, mierda!

A eso de las 4 de la mañana empezaron por fin las estrellas locales, VENGANZA. Es un buen momento para decir que son un grupazo de punk como los que quedan pocos, con letras originales y afiladas y un cantante con gafas. Es un buen momento porque el sábado que viene tocan en Madrid, junto a ASINUS, otra bandaza de punk de MADRID, jajaj. La peña lo dio todo porque hacía mucho que no tocaban allí, porque su antiguo bajista, Joli, ha dejado la banda para dedicarse a su pasión, el bakalao. La formación la completan un baterista ligón con platos nuevos (de hecho me ha dicho que no escatime en elogios con él porque este blog lo leen muchas chicas); Íñigo, un currante liante que siempre tiene que irse pronto para dejar las calles como los chorros del oro; Jota, que aporrea la guitarra y el bajista nuevo que no se como se llama ostia, pero seguro que es un majo! De estos si que hice fotos. Pongo una mía y otra que hizo alguien más guapas.



Después da tanto meneo y baile nos subimos a rocanrolear con una buena melopea. Cuando te pasas casi 10 horas esperando a un concierto tienes una contradicción vital entre las ganas de tocar de una vez; y el cansancio de estar esperando (y pribando). Por eso en la primera canción, to emocionao di 3 saltos y comprobé que si quería aguantar vivo todo el set tenía que dosificar mis esfuerzos posers. Vamos, que luego me pasé todo el concierto clavado moviendo las rodillas un pelín, intentando no desfallecer. La peña la verdad es que lo dio todo y fue una gozada, como siempre que tocamos en Zaragoza. Tengo unas fotillos también robadas.



A eso de las 6 la peña, que también estaba reventada de montar la jornada y todo el lío, recogió súbitamente el sitio y nos dio tiempo para despedirnos de todos y subirnos a la furgo rumbo a la Kike Mur, donde dormíamos. Ah bueno, antes un notas nos tiró al lado un petardo que casi me deja sin curro, y Blanca se metamorfoseó en su alter ego macarra y después de amenazarle con tirarle un mini, finalmente se lo tiró con todos los hielos. jajaja. Nos echamos unas risas. Era un tontolaba.

Así que nos fuimos a dormir. Al día siguiente habíamos quedado con los Necesitados para Luchar en la Kike, porque hacían lentejas ricas y había el traganiños, que es un tobogán con forma de paleto que los niños de Torrero adoran. Nos levantamos ya tardecito, hablamos de Metallica, de tocar tarde, de patinar y abrirse la crisma; de las aventuras en conciertos que no te tratan muy bien si eres vegano... Nos echamos unas risas con Lur y Emma, que se enamoró de Blanca (normal). Joder, no nos hicimos ni una foto juntos...El Ian se fue corriendo en BlaBlacar y nosotros nos fuimos bien comidos y contentos en duermecar, menos Blanca y Mery, que se contaron la vida.

Por suerte, el lunes era fiesta y pudimos seguir filtrando los desmanes del finde un día más. Y la semana pasó volada. El jueves fuimos a ver un conci de PISS, DIE y otros que no me acuerdo y no me gustaron. Pero el cantante de DIE perdió el avión y nosotros llegamos muy tarde y nos perdimos a la Fe. Menos mal que al menos PISS me gustaron mucho. Aunque me enfadé porque el guitarrista no rompió ni una cuerda, y eso que restregó su guitarra por el suelo, el pie de micro, la escalera del escenario...y nada!! Y yo toco un mi mayor y saltan tres...soy un rompecuerdas maldito.


El viernes dimos una vuelta por Lavapiés con Mario, Rafa, Julio y Waku, pero la noche no nos dio para mucho más que para bebernos una botella de vino que Blanca se agenció bajo su chupa en pleno Tapapiés. Amagamos con entrar al Penny Lane, pero nos marchamos y vimos un ratillo a Dani, Pedro, Ruth y los hortalinos, que llevaban una maja. A Lidia no porque tuvieron que acostarla porque le había sentado mal la cena de su cumple, decía. Por eso supongo que volvimos el sábado, después de unas cañejas con Ziortza y Mikel en el Loukanikos. Lo pasamos bien contándonos batallitas y las series a las que éramos adictos. Gracia nos contó que el Tapapiés estaba acabando con su vida y nosotros, como somos viejunos y estábamos mojados después de la chupa que cayó sobre nosotros, decidimos irnos a casa prontito y sentirnos sanos y responsables.

Estoy contento porque voy a empezar una banda con Bayron, Mario y Diego, tocando la batería. Soy malísimo, pero tengo muchas ganas de empezar a darle caña y sudar pegando porrazos. Tenemos un striki así que podemos tirarnos el rollo de que somos youth crew, como los TTF y los Minority of One!! Otra cosa guapa es que este sábado 24 montamos un concierto en el COKO al que estáis ultra invitados. Es una iniciativa de Blanca, que quiere celebrar su cumple 2 meses después. Así que si queréis traer un regalo, aseguraos que yo también pueda disfrutarlo. Por cierto, tocan ASINUS, que estrenan su nuevo K7, VENGANZA, que ya han ocupado suficientes líneas esta semana; y los toledanos ÚLTIMA ESPERANZA. Va a ser un fiestón asín que venirsus! La semana que viene, lo cuento y espero que alguien se anime a hacerme un dibujo!

CARTELÓN!
Un abrazo primos, nos vemos la semana que viene!!

Nunca pasa nada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada